lunes, 31 de mayo de 2010

Adiós

Supongo que hay momentos que caducan cuando empiezan, o cuya cuenta atrás se inicia con la primera sonrisa recíproca, el primer cruce de dedos, el primer encuentro de miradas.
Supongo que, en la vida, todo es claramente perecedero. Que las relaciones sociales mueren constantemente (para que, otras, nazcan)

Será que ya no tienes nada que ofrecerme ni yo nada que entregarte, que esos hilos que tanto y tan bien nos unían los ha cortado la distancia, el tiempo y la indiferencia. Que no sé de ti y tú no sabes de mí, y que no me interesa saberlo, al igual que a mi tampoco.

Que no nos llamamos, pero no se nota. Y no me llamas, pero no te echo de menos.
Es limpio, cortante, sencillo e indoloro.

Acéptalo.
Ya no pinto nada en tu vida.
Ni tú en la mía.

Sí, te has sentido levemente identificado, ¿verdad?
Sí.
Es que eres tú.
¿Quién si no?

2 comentarios:

M dijo...

istumo... following my sempai :)

Meencantaquehagafrio dijo...

"Acéptalo.
Ya no pinto nada en tu vida.
Ni tú en la mía."

!Que gran verdad!

Te quiero