martes, 13 de octubre de 2009

PaperTissue

A veces hay detalles que, del modo más ridículo, te alegran el corazón. Tales como encontrar un grupo de música que te guste y que no hayas escuchado antes, tumbarte a leer un libro, beber té, tomar chocolate, mirar por la ventana en busca de alguna respuesta a algo incongruente...

Desgraciadamente el mundo ha perdido la capacidad de soñar y, los pocos que aún nos empeñamos en construir nuestros sueños a mano, encontramos fascinante hasta la mota de polvo más remota.

La vida es para vivirla sonriendo en voz bajita y confidente, para soñar despierto, para leer, escribir, escuchar música, conocerte a ti y a las demás personas que, al igual que tú, viven en el mundo de sus propios pensamientos.



Hay veces en las que una imagen, una palabra o una canción pueden salvarte la vida, ya que no merece la pena vivirla con los ojos cerrados.
Siente.

0 comentarios: