domingo, 4 de octubre de 2009

"Esas cosas felices que siempre me callo"

De este modo comienzo a escribir una estúpida entrada dedicada a una persona no tan estúpida, que en estos últimos meses me ha tocado más hondo de lo que estaba previsto.

Sinceramente, cuando nos presentaron hace unos años no creí que llegaría a ser tan importante para mí como lo es ahora, para qué engañarnos. No puedo recordar muy bien lo que llevaba puesto, exceptuando aquella gabardina negra tan larga y ese disco de vinilo... ¿bajo el brazo? Algunas cosas no han cambiado durante estos años.

Otras sí.

Cuando ambos recordarmos el día del 'reencuentro' (que qué bien queda así, por cierto) nos partimos a reir porque fue, ciertamente, algo cómico: él, con su coleta, bañador rojo, camiseta de manga corta blanca, gafas. Y yo... en un bikini algo PECULIAR (ya sabes a qué me refiero xD), más pálida que un muerto por la hipotermia que por poco pillo en esas aguas almerienses, con el pelo mojado y chorreoso y envuelta en una toalla verde pistacho de AGATHA RUIZ DE LA PRADA (omg)
Y, por supuesto, una cara de 'WTF' por tu parte ya que... ¡NO! ¡no sabías que íbamos a vernos! (y es que hacía años que no lo hacíamos)

Pero el tema no es ese, ni tampoco de tooodo lo que hablamos esa noche y las noches siguientes, sino las que hemos estado charlando por télefono esta semana.
Quizás a ti tampoco te resulten tan importantes, quizás pienses '¿¡qué demonios hace esta lunática dedicándome una entrada de su blog!?' pero, para qué engañarnos, lo cierto es que necesitaba escribir algo así porque, bueno, el haberte tenido al teléfono a las dos de la madrugada en un día de semana, yo tumbada en mi cama y envuelta en mis edredones (abrazando a Kibo xD) y susurrándote: 'Oye... ¿me cuentas un cuento?' han significado mucho, muchísimo más de lo que puedes alcanzar a creer. El que hayamos podido hablar de todo juntos, el que hayas estado preocupándote por mí (aún en la distancia), tus relatos románticos, tus cartas, ese 'diario' que me regalaste, tu canica blanca y gris que llevo siempre en el bolso, tus dibujos, tu forma de subir mi autoestima (ña :$), la voz esa tan kawaii que tienes cuando te despiertas, nuestros diálogos hentai (JAJAJAJA), la paciencia que tienes para escuchar tooooodo lo que pueda contarte (hasta para hablarte de mis muñecos xD) y para explicarme todo lo referido a política que NO entiendo...

Así que, haciendo caso a lo que me dijiste anoche, inauguro una etiqueta que te dedico =) para que veas lo mucho que te quiero aunque seas un cabezota, un pesado y no te quieras venir a estudiar historia a Murcia (con lo bien que está la carrera aquí >_>) para que vayamos a la Ópera juntos xDDDDDD
Porque, y supongo que tenías razón, yo no soy sólo soledad e impotencia... sino que también soy felicidad (aunque sea una poca y la demás la tenga siempre escondida xD)

El mero hecho de que te hayas metido a mi blog (sin frecuentar otros) y te hayas parado a mirar las etiquetas con lo POCO observador que eres y lo OLVIDADIZO que llegas a ser... ¡No sabes la ilusión que me hace! :D (?)

Así que lo dicho.
Gracias.

(Y no sólo a él, sino a las otras personitas que rondan por mi vida y que me la hacen más amena ;) pese a todas las dificultades. Algún día os escribiré algo, no lo pongáis en duda ^^)

Aquí dejo nuestra canción favorita (sí, para rematar la entrada empalagosa LOL) de Mecano (sí, lectores, sí... ¡Mecano! xD) grupo cuyo vinilo estuve escuchando contigo ayer al teléfono =)


¿Adivináis cuál es? (H)



...Y un pequeño extra con la de No es serio este cementerio porque anoche descubrimos que hasta nos gusta la misma parte xD

Luego en plan señorial el panteón familiar,
de los duques Medina y Luengo.
Que aunque el juicio final
nos trate por igual
aquí hay gente de rancio abolengo


Cuando te vea te doy a dar TAL ABRAZO que te voy a reventar la caja torácica T-T (?)



Pero es bueno, según esta noticia :D

¡Chimpún!

2 comentarios:

Antonio dijo...

Por fin una entrada en la que puedo comentar sin sentirme culpable tras leerla.

Me habéis hecho llorar, tanto por el texto como por la canción. Hace falta valor.

Te quiero.

Rick dijo...

Acerté la canción xd La verdad es que yo soy como esa persona que comentas, olvidadizo y no reparo mucho en las pequeñas cosas, así que siempre le dan el doble de valor cuando las hago. Los abrazos cuanto más fuertes mejor, se tiene que transmitir lo que se lleva dentro. Cuando se dan bien pueden ser una de las experiencias más gratificantes de la vida.