lunes, 15 de junio de 2009

Yo hago la letra

Es estúpido, pero realmente no tengo mucho que contar.
No me dieron la plaza para la estancia lingüística en Manchester, pero estoy la octava en la lista de espera (a ver si hay suerte...)

Hoy, extrañamente, me he dado cuenta de lo valiosas que son las malas rachas. Sí, reiros, pero en verdad me alegro de poder estar triste o algo deprimida a veces, incluso. No es que me guste pasarlo mal, ni mucho menos. Es sólo que (y aunque suene demasiado a anime) me hace sentirme viva. Me hace sentirme un poco más mayor.

Cada día digo más gilipolleces.
Necesito un diario.
Ahí lo dejo.

1 comentarios:

Antonio dijo...

Yo también...a todo en general.

Incluso a lo del diario, sí...