sábado, 30 de mayo de 2009

De llantos de enamorados anónimos

A veces me esfuerzo por no venirme abajo pensando en la empatía y en todas esas gilipolleces que ahora mismo no me interesan. Hoy no es un buen día.

El hecho de que me lean me pone en el compromiso de callarme, por vergüenza probablemente. O por el qué pensarán de mí.
Pero, recalco: hoy no es un buen día.
No necesito que nadie comente en estas entradas para ayudarme, porque no necesito ayuda.
No necesito que nadie se interese por mí, porque tampoco necesito apoyo.
No necesito que nadie esté a mi lado en estos momentos, porque pedir cosas imposibles es malo.


Tengo tantas cosas que decir, tantos sentimientos que expresar, tantas notas que tomar.
Tantas sensaciones que quiero vivir, tantos motivos por los que quiero luchar, tantas, tantísimas experiencias que, hoy por hoy, no podré saborear.
A tu lado.

Daría todo pero, por orgullo, no daré nada.
Estamos a finales de mayo y mi cuenta atrás comenzó hace demasiados meses, quizás el mismo día que te conocí. Pero yo, para entonces, no lo sabía.
Ahora tú te vas, se me acaba el tiempo para hacer que me necesites y, desde lo más profundo, te intento regalar unas palabras que torpemente escribo de madrugada.

Para mí, tú eres perfecto.















Conclusión del día. 'El mejor día de mi vida' hablando de amor no correspondido puede ser lo mismo que 'El peor día de mi vida'.
Ah, y una nota personal: Necesito acostumbrarme a escribir así a mano y comprarme un buen diario.

1 comentarios:

Neoand dijo...

No te voy a ofrecer ningun consejo moralista ni te voy a tratar convencer de nada. Pero espero que, quizas no mañana, pero pronto tengas dias mejores.

Por cierto, no creo que nadie te vaya a juzgar por ser humana ni tener sentimientos, pero eso ya es cosa mia.