sábado, 25 de abril de 2009

Dedicado a mi invisibilidad

Sólo en los momentos en los que me encuentro sola puedo pararme a pensar detenidamente. A veces es bueno. Otras no.
Sé que probablemente nadie lea este blog pero tampoco es algo que me moleste (como solía hacerlo antes, cuando actualizaba mi otra página) es más, hoy día prefiero pasar desapercibida entre los lectores, me es más cómodo que nadie (y menos aún conocido) me lea por eso de que debería dar explicaciones sobre muchas, muchas cosas (pero aún así cuelgo la url del blog cuando se me presenta la ocasión. Contradictorio, ¿verdad? lo mismo pienso yo)

Sólo en estos momentos de silencio siento que mi cuerpo no es tan transparente como pienso. Intento creer que soy simplemente traslúcida (o, siendo positiva, opaca) ante el resto del mundo. Lo más común (y lo que afirmarían) es que es la segunda opción. Pero, ahora yo pregunto, ¿es alguien algo solamente por lo que los demás creen que es? ¿o es alguien algo que él mismo cree que es?

De todos modos la entrada no iba por ese camino, por lo que iré al grano.
Alejandro Jodorowsky (hace poco un desconocido para mí) ahora mismo roza lo que yo consideraría la perfección en lo que a poesía se refiere. Es todo lo que busco en un poeta y todo lo que al parecer necesitaba encontrar. Cuando leo sus escritos me pierdo entre las páginas sintiéndome opaca, totalmente opaca. Una vez que las abandono vuelvo a mi invisibilidad común (esta es una historia cómica de una chica invisible a quien sólo podían ver cuando leía, emocionada, los poemas de Alejandro Jodorowsky)

Últimamente me dan mucho que pensar. Sobre todo el último fragmento de 'Imposible encuentro' (el cual os dejo abajo)


'Nunca te encontré, siempre te he perdido,
una eternidad que viajo en pos del imposible encuentro
para decirte que eres tú quien beso a beso, tajo a tajo,
ha edificado mis sueños,
perforando el abismo hasta convertirlo en torre,
terraza sin corona donde el sol se hunde
y me obliga a recibirlo
convertido para siempre en luna.'



Simplemente me hace meditar.

0 comentarios: